EspañolEnglishSvenskaFrançaisPortuguês
Search
RAZZIE AWARDS 2021 (NOM.)   |   NOW IN THEATERS   |  

Cuando el cine viaja en el tiempo

139 view

Cuántas veces ha soñado la humanidad con poder solucionar los errores cometidos en el pasado, estar presentes en hechos históricos, prevenir desastres o encontrar respuesta a las incógnitas sobre el universo. H. G. Wells, conocido por su famosa novela de ciencia ficción «La guerra de los mundos», fue uno de los primeros en escribir sobre el viaje temporal en su novela «La máquina del tiempo» (1895), pero el interés por este tema siempre ha estado presente para los físicos, y también es uno de los recursos argumentales más usados en la historia del cine.

 

Aunque este periplo es todavía imposible dada la tecnología actual, los que si lo han conseguido, aunque solo en la ficción, son muchos productores, guionistas y directores gracias a sus inquietas imaginaciones. Muchas son las versiones que se han presentado sobre este tema y cada cual apuesta por resolver este tipo de situaciones de muy diversas maneras.

 

 

La vuelta al pasado es aparentemente algo bueno pero también tiene su parte mala, como el yin y el yang. Es el caso de la posible contraprestación que supondría un viaje así. Prueba de ello son las siguientes películas: «La máquina del tiempo» (2002), dirigida por Simon Wells e interpretado por Guy Pearce (Alexander Hartdegen) y Jeremy Irons (Uber-Morlock), cuenta la historia de un inventor decidido a demostrar que el viaje en el tiempo es posible.

 

Su determinación se hace mayor cuando es víctima de un atraco justo cuando está pidendo matrimonio a su futura mujer, la cual muere fruto de esa adversidad. Desde ese mismo momento intentará cambiar el irremediable destino de su amada. Esta película apuesta por la idea de que el pasado no puede cambiar, sólo el futuro.

 

Todo lo contrario sucede en «Código fuente» (2011), dirigida por Duncan Jones y protagonizada por Jake Gyllenhaal en el papel del capitán Colter Stevens, enviado a un pasado y un lugar muy concreto, al vagón de tren que se dirige a Chicago y que va a ser víctima de un atentado. Stevens se meterá en el cuerpo de uno de los viajeros para buscar la bomba y evitar el desastre.

 

 

Otra razón por la que muchos viajarían es poder conocer en persona a sus ídolos e intercambiar impresiones con ellos, en este caso «Midnight in Paris» (2011) de Woody Allen se lleva la palma. Sólo este director es capaz de juntar a Buñuel, Ernest Hemingway, Salvador Dalí, y a la escritora y poeta estadounidense Gertrude Stein, entre otros tantos, en las noches parisinas de antaño.

 

El actor Owen Wilson da vida al personaje principal, un escritor de Hollywood que siempre soñó con cambiar su vida acomodada y vivir de forma bohemia en París. Trasladado allí por negocios y acompañado de su novia y los padres de ella, empieza a pasear sólo por las noches en busca de la inspiración. Noches realmente mágicas en las que subiéndose a un coche llega a traspasar la línea temporal que le separa de sus escritores y artistas favoritos. 

«Men in Black 3» La última de los hombres de negro se adentra en la historia de uno de sus personajes principales, el agente «K» (Tommy Lee Jones), que es amenazado de muerte por un peligroso extraterrestre (Boris «el animal»). Para salvarlo el agente «J» (Will Smith), tendrá que volver al pasado donde conocerá a un «K» que no imaginaba que existiera, mucho más confiado y cordial. En este caso la película apuesta sin duda, por la posibilidad de cambiar el presente incidiendo en el pasado, aunque hay cosas que no pueden modificarse, como la muerte...

 

Por su parte, «Frecuency», del director Gregory Hoblit, trata sobre un hijo (James Caviezel) que vive con el dolor de haber perdido a su padre (Dennis Quaid) en un incendio. Esta película apuesta por un utensilio, un equipo de radioaficionado, para conectar a estos familiares a través de las ondas. Lo que afortunadamente permite a John el poder reencontrarse con su padre y evitar así su muerte diciéndole cómo puede zafarse.

 

Por último, en este pequeño repaso, está la archiconocida trilogía de «Regreso al futuro» (1985, 1989 y 1990),del director americano Robert Zemeckis también conocido por otras películas como Forest Gump (1994), Conctact (1997) o Tras el corazón verde (1984). La exitosa saga de Zemeckis cuenta con Michael J. Fox como protagonista y la actuación de Christopher Lloyd en la piel del excéntrico científico Doc Emmett Brown. Ambos correrán diversas aventuras en un delorean, un coche que se transportará tanto al pasado como al futuro. Estos viajes en el tiempo permitirán a Marty McFly (M. J. Fox), conocer a sus antepasados, e incluso a sus descendientes más directos.

 

 

Estos son sólo algunos ejemplos de los muchos que existen en el mundo cinematográfico. Un sueño de la humanidad que quién sabe si algún día podrá hacerse realidad. Ilusiones que no se pueden descartar si se piensa por ejemplo en Julio Verne y su novela: «De la tierra a la luna» (1865). Quién le iba a decir al escritor francés que su creación literaria iba a convertirse en algo real ciento cuatro años después, el 16 de julio de 1969, cuando Armstrong, Aldin y Collins dieron ese pequeño gran paso para la humanidad. Una máquina del tiempo o una teletrasportación, poco importa el cómo y sí mucho el cuándo, mientras tanto podemos seguir soñando de la mano del séptimo arte.

Source: abc.es
https://polymovies.com